logo1logo02logo03

NOTAS SOBRE LA HISTORIA DE LA ESCUELA DE NÁUTICA DE BILBAO

La Escuela de Náutica de Bilbao se fundó, fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de la Villa, el Consulado y la Diputación General del Señorío de Vizcaya, a raíz de un acuerdo de las Juntas Generales de Gernika, tomado el 16 de junio de 1739. La Escuela comenzó su andadura en 1740. En Junta General del Señorío de Vizcaya de 19 de julio de ese año, se nombró maestro o director del centro al lekeitiano José Vicente Ibáñez de la Rentería, quien desempeñó este puesto hasta 1742, año en que se hizo cargo de las enseñanzas el maestro de náutica y matemáticas Miguel Archer. Los satisfactorios resultados obtenidos bajo la dirección de Archer obtuvieron el reconocimiento real y, en 1749, le fue concedido el grado de Capitán de Fragata de la Real Armada. Miguel Archer destacó asimismo por la redacción de la obra Lecciones náuticas (Bilbao, 1756). En 1755, Ignacio de Albiz fue nombrado sucesor de Archer. La buena gestión de Albiz, que regentó el centro hasta el nuevo siglo, fue recompensada: la Escuela de Náutica de Bilbao, sustentada por las tres Corporaciones, consiguió aprobación real con arreglo a la Real Orden de 12 de julio de 1783 que regulaba los exámenes de pilotos. En 1784, el Capitán General del Departamento de Marina de El Ferrol comunicó al Consulado de la villa que la Escuela había sido acogida bajo protección real quedando, en consecuencia, facultada para examinar y expedir los títulos de piloto, con validez general. Para modernizar y uniformar los estudios de náutica, el 26 de febrero de 1790 se aprobó la llamada Instrucción Winthuysen, que regulaba tanto el gobierno de los centros como los planes de estudio y la realización de los exámenes para la obtención de los títulos profesionales. Este Plan, que establecía la duración de los estudios en dos años y la dependencia de todas las Escuelas del Ministerio de Marina, estuvo vigente hasta 1850. En 1790, la de Bilbao era una de las cinco Escuelas Particulares de Náutica a las que se había concedido la facultad de examinar y dar grados de pilotos. Desde 1801 estuvo Agustín de Albiz al frente de la Escuela. En 1815 le sucedió Manuel Magnillier y, en 1823, fue nombrado para el cargo Modesto Gutiérrez de la Peña. Siendo este último director del centro sucedieron tres acontecimientos importantes para el devenir del mismo: 1) Por R.O. de 20 de febrero de 1826 las Escuelas de Náutica quedaron separadas del Ministerio de Marina; 2) Tras extinguirse el Consulado con la promulgación del primer Código de Comercio, fue sustituido, en 1830, por la Real Junta de Comercio de la Muy Noble y Muy Leal Villa de Bilbao, bajo cuya jurisdicción continuó la Escuela; y 3) En 1841 se dio luz verde al establecimiento de un centro de segunda enseñanza en Bilbao, que sería ubicado en la calle Iturribide de Bilbao, en el lugar donde antes estaba el desamortizado Convento de las religiosas de la Cruz. Con la creación, en 1847, del Ministerio de Comercio, Instrucción y Obras Públicas, se inició una disputa entre el nuevo ministerio y el de Marina por el control de las enseñanzas náuticas, que tardó dos años en solucionarse. A pesar de que desde 1826 las Escuelas de Náutica estaban oficialmente separadas de Marina, este ministerio seguía manteniendo su control efectivo y entendía que el aspecto docente de la marina civil no podía separarse de su competencia. El nuevo ministerio fue favorecido por el Consejo de Ministros, y algunas Escuelas, como la de Bilbao, fueron incorporadas a los Institutos de Segunda Enseñanza durante el mes de junio de 1847. José Benito de Goldaracena fue nombrado catedrático interino de las asignaturas de geografía y náutica del Instituto. El acuerdo sobre aspectos docentes, sin embargo, no llegaría aún, entablándose conversaciones entre ambos ministerios a lo largo de casi dos años. Finalmente, en marzo de 1849, se adoptó una solución consensuada que permitió que se acometiera la actualización del plan de estudios, por medio del R.D. de 20 de septiembre de 1850. Comenzó así el control bicéfalo de los estudios de piloto que se dividieron en teóricos y prácticos. Los primeros, de tres años de duración, serían regulados por el Ministerio de Instrucción Pública, mientras que los prácticos, junto con la expedición de títulos profesionales quedaban en manos del de Marina. La última etapa histórica, corresponde ya al siglo pasado y el primer hito importante lo podemos situar en la reorganización de las Escuelas Náuticas, llevada a cabo, tras un fallido intento en 1913, por el R.D. de 28 de mayo de 1915 en el que se reconocían 12 Escuelas Oficiales de Náutica, entre ellas la de Bilbao. Además de los estudios de los Pilotos de la Marina Mercante, se regularon por primera vez las enseñanzas correspondientes a los Maquinistas Navales. En la época de la dictadura de Primo de Rivera y por Decreto de 6 de junio de 1924 se volvieron a reestructurar estos estudios, que de nuevo recuperarían la dependencia ministerial única, quedando reducido a cuatro el número de Escuelas Oficiales de Náutica (Cádiz, Barcelona, Santa Cruz de Tenerife y Bilbao), e impulsándose el traslado de los centros a edificios propios. Siendo su director Leopoldo Boado, la Escuela se trasladó a los locales que ocupaba el Colegio San Antonio, en la Rivera de Deusto, mediante contrato de arrendamiento suscrito en julio de 1925, adquiriéndose finalmente la finca en mayo de 1942. La duración de los estudios continuaba siendo de tres años para la sección de náutica y dos para la de máquinas. Una novedad importante fue el establecimiento de cursillos preparatorios para la obtención de los títulos profesionales. En 1955, se implantó el Plan de estudios aprobado por una Orden de 25 de mayo de 1953. R.D. El 23 de diciembre de 1961 se sancionó la Ley 144/61 en virtud de la cual los estudios de náutica conducentes a la obtención del primer título profesional pasaron a ser considerados Estudios Técnicos de Grado Medio. Como consecuencia, en los años siguientes se promulgaron diversas disposiciones para ordenar las enseñanzas náuticas de acuerdo con los principios establecidos, entre las que destaca el Decreto 3353/64 de 24 de julio que estableció un nuevo plan de estudios que se implantó en el curso 1966-67. Paralelamente a este desarrollo legislativo se acometieron obras de construcción de nuevos edificios. La Escuela de Náutica de Bilbao pasó entonces a su emplazamiento actual, en el término de Portugalete, frente al puerto pesquero de Santurtzi, en un edificio diseñado por los arquitectos José López Zanón y Luis Laorga Gutiérrez, que fue inaugurado el 14 de diciembre de 1968. Por Decreto 1772/1972 de 30 de junio se hizo obligatorio haber aprobado el C.O.U. para acceder a los estudios de náutica y, en 1975, por Decreto 1439/75 de 26 de junio, fueron equiparados con los estudios universitarios. Con esta disposición se volvió al control bicéfalo de estas enseñanzas ya que establecía que, en adelante, la aprobación de los nuevos planes de estudios correspondería al Ministerio de Educación y Ciencia. Así, en 1977, este Ministerio aprobó, por R.D. de 18 de octubre, el último Plan de estudios homogéneo para todas las Escuelas. Por primera vez las enseñanzas náuticas adoptaron la estructura universitaria y el período de estudios pasó a comprender cinco años. El cambio tan drástico que implicaba la nueva disposición llevó a que durante algún tiempo el nuevo plan coexistiera con el de 1964: el curso académico 1977-78, los alumnos de nuevo ingreso de la Escuela de Bilbao pudieron elegir el plan de estudios que seguirían. En 1980, por R.D. de 4 de diciembre, nuestro centro pasó a denominarse Escuela Superior de la Marina Civil de Bilbao. La esperada transferencia a la Comunidad Autónoma del País Vasco y, de ese modo, la soñada integración en la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea UPV/EHU, tuvo lugar el día 12 de julio de 1994 mediante los decretos 289, 292 y 300 / 1994 por los que se aprobaron, respectivamente: la integración de la Escuela Superior de la Marina Civil de Bilbao «Leopoldo Boado» en la UPV/EHU; el traspaso a la Comunidad Autónoma del País Vasco de las funciones y servicios en materia de Enseñanzas Superiores de Marina Civil así como la incorporación de créditos en el presupuesto de la Administración de la Comunidad Autónoma de Euskadi para 1994, en virtud de la asunción de nuevas competencias procedentes del estado en materia de enseñanzas superiores de marina civil. Desde el día 16 de febrero de 1999 y según se publica en el BOPV, la Escuela ha pasado a denominarse: Escuela Técnica Superior de Náutica y Máquinas Navales. Con esta transferencia se abre una nueva singladura en la dilatada historia de esta ETSNMN, que ha tenido un primer reto originado por los cambios que se han experimentado en el sector tanto a nivel internacional, como nacional y comunitario, y que han tenido su traducción en el establecimiento de un nuevo plan de estudios que se implantó en su primer año en el curso académico 1999-2000. El segundo reto consiste en la mejora de la calidad en la formación que la Escuela imparte a sus alumnos en las diferentes titulaciones que ofrece. Siguiendo esta línea, desde 1998 e impulsado por las direcciones del centro, la Escuela ha ido implicándose en procesos de calidad. Primeramente, tomó parte en el Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades, sometiéndose a una revisión y autoevaluación profunda, que dio como resultado un Informe de Autoevaluación de la situación real de la Escuela y que indicaba la necesidad, por imperativo legal, de implantar un sistema de gestión de la calidad. MANUAL DE LA CALIDAD NMMC 00.4 Revisión: 00 Fecha: 30.04.03 Hoja 3 de 3 Formato F 01.01/2 La Escuela está sujeta a los criterios de legalidad de carácter internacional emanados de las directivas comunitarias (92/51/CE, 95/43/CE, 2001/25/CE), y del Convenio Internacional sobre Normas de Formación, Titulación y Guardia para la gente del mar, 1978 en su forma enmendada (Convenio STCW, 78 en su forma enmendada), junto con los de carácter nacional que se expresan tanto en la Ley Orgánica de Universidades (LOU) 6/2001 de 21 de diciembre, como en el Real Decreto 2062/1999, de 30 de diciembre, por el que se regula el nivel mínimo de formación para el ejercicio de la actividad profesional marítima y que en su artículo 14 expresa textualmente: “1. Todas las actividades de formación, evaluación de la competencia, titulación, refrendo y revalidación estarán sujetas a un sistema de normas de aseguramiento de la calidad establecido por la administración competente, en cumplimiento de la regla I/8 del anexo del Convenio STCW.” Teniendo en cuenta esta redacción, la dirección de la Escuela entiende la Calidad como parte fundamental de su política y en este sentido, considera necesario analizar el marco general en que se desarrollan las titulaciones y muy especialmente, la contribución de los Departamentos al proceso de gestión del Sistema de la Calidad de la Escuela. La Escuela conceptúa a los Departamentos con docencia en las titulaciones que en ella se imparten, como proveedores de docencia necesarios a través de su profesorado con asignación docente en dichas titulaciones. Dicha consideración de proveedores de los Departamentos es compatible y respeta las funciones que los estatutos de la UPV/EHU y los diferentes reglamentos vigentes asignan a los mismos. Esta condición de proveedor necesario implica una estrecha colaboración entre la Escuela y los Departamentos. En este orden de cosas, la Escuela y los Departamentos afectados han manifestado su voluntad de regirse en sus actuaciones por un PROTOCOLO DE COLABORACIÓN, sin perjuicio de lo establecido en las diferentes normativas vigentes en la UPV/EHU, que tendrán el tratamiento de condición necesaria. La Escuela tienen en la actualidad un profesorado que consta de 41 miembros con variada titulación académica y profesional, adscritos a 11 Departamentos de la UPV/EHU y cuya docencia será impartida de acuerdo con las pautas establecidas y acordadas en este Protocolo de Colaboración. Estos Departamentos son: • Departamento de Ciencias y Técnicas de la Navegación, Máquinas y Construcciones Navales. • Departamento de Filología Inglesa, Alemana y de la Traducción. • Departamento de Física Aplicada I. • Departamento de Matemática Aplicada. • Departamento de Ciencias de los Materiales e Ingeniería Metalúrgica. • Departamento de Derecho Constitucional y Administrativo. • Departamento de Derecho de la Empresa. • Departamento de Ingeniería Eléctrica. • Departamento de Ingeniería Mecánica. • Departamento de Ingeniería Química y del Medio Ambiente. • Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública. Todos los Departamentos citados han firmado el Protocolo de Colaboración como muestra de su voluntad inequívoca de participación en el Sistema de Gestión de la Calidad de la ETSNMN basado en la Norma UNE-EN-ISO 9001:2000. No podemos olvidar que toda la actividad administrativa de la ETSNMN está en manos del Personal de Administración y Servicios, que en número de 14 personas y con alta responsabilidad en el desempeño de sus funciones, consigue mantener toda la estructura necesaria para poder realizar las actividades encomendadas a un centro universitario de estas características. Todos los esfuerzos realizados tienen un claro objetivo: conseguir que la HISTORIA DE LA ESCUELA DE NÁUTICA DE BILBAO La Escuela de Náutica de Bilbao se fundó, fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de la Villa, el Consulado y la Diputación General del Señorío de Vizcaya, a raíz de un acuerdo de las Juntas Generales de Gernika, tomado el 16 de junio de 1739. La Escuela comenzó su andadura en 1740. En Junta General del Señorío de Vizcaya de 19 de julio de ese año, se nombró maestro o director del centro al lekeitiano José Vicente Ibáñez de la Rentería, quien desempeñó este puesto hasta 1742, año en que se hizo cargo de las enseñanzas el maestro de náutica y matemáticas Miguel Archer. Los satisfactorios resultados obtenidos bajo la dirección de Archer obtuvieron el reconocimiento real y, en 1749, le fue concedido el grado de Capitán de Fragata de la Real Armada. Miguel Archer destacó asimismo por la redacción de la obra Lecciones náuticas (Bilbao, 1756). En 1755, Ignacio de Albiz fue nombrado sucesor de Archer. La buena gestión de Albiz, que regentó el centro hasta el nuevo siglo, fue recompensada: la Escuela de Náutica de Bilbao, sustentada por las tres Corporaciones, consiguió aprobación real con arreglo a la Real Orden de 12 de julio de 1783 que regulaba los exámenes de pilotos. En 1784, el Capitán General del Departamento de Marina de El Ferrol comunicó al Consulado de la villa que la Escuela había sido acogida bajo protección real quedando, en consecuencia, facultada para examinar y expedir los títulos de piloto, con validez general. Para modernizar y uniformar los estudios de náutica, el 26 de febrero de 1790 se aprobó la llamada Instrucción Winthuysen, que regulaba tanto el gobierno de los centros como los planes de estudio y la realización de los exámenes para la obtención de los títulos profesionales. Este Plan, que establecía la duración de los estudios en dos años y la dependencia de todas las Escuelas del Ministerio de Marina, estuvo vigente hasta 1850. En 1790, la de Bilbao era una de las cinco Escuelas Particulares de Náutica a las que se había concedido la facultad de examinar y dar grados de pilotos. Desde 1801 estuvo Agustín de Albiz al frente de la Escuela. En 1815 le sucedió Manuel Magnillier y, en 1823, fue nombrado para el cargo Modesto Gutiérrez de la Peña. Siendo este último director del centro sucedieron tres acontecimientos importantes para el devenir del mismo: 1) Por R.O. de 20 de febrero de 1826 las Escuelas de Náutica quedaron separadas del Ministerio de Marina; 2) Tras extinguirse el Consulado con la promulgación del primer Código de Comercio, fue sustituido, en 1830, por la Real Junta de Comercio de la Muy Noble y Muy Leal Villa de Bilbao, bajo cuya jurisdicción continuó la Escuela; y 3) En 1841 se dio luz verde al establecimiento de un centro de segunda enseñanza en Bilbao, que sería ubicado en la calle Iturribide de Bilbao, en el lugar donde antes estaba el desamortizado Convento de las religiosas de la Cruz. Con la creación, en 1847, del Ministerio de Comercio, Instrucción y Obras Públicas, se inició una disputa entre el nuevo ministerio y el de Marina por el control de las enseñanzas náuticas, que tardó dos años en solucionarse. A pesar de que desde 1826 las Escuelas de Náutica estaban oficialmente separadas de Marina, este ministerio seguía manteniendo su control efectivo y entendía que el aspecto docente de la marina civil no podía separarse de su competencia. El nuevo ministerio fue favorecido por el Consejo de Ministros, y algunas Escuelas, como la de Bilbao, fueron incorporadas a los Institutos de Segunda Enseñanza durante el mes de junio de 1847. José Benito de Goldaracena fue nombrado catedrático interino de las asignaturas de geografía y náutica del Instituto. El acuerdo sobre aspectos docentes, sin embargo, no llegaría aún, entablándose conversaciones entre ambos ministerios a lo largo de casi dos años. Finalmente, en marzo de 1849, se adoptó una solución consensuada que permitió que se acometiera la actualización del plan de estudios, por medio del R.D. de 20 de septiembre de 1850. Comenzó así el control bicéfalo de los estudios de piloto que se dividieron en teóricos y prácticos. Los primeros, de tres años de duración, serían regulados por el Ministerio de Instrucción Pública, mientras que los prácticos, junto con la expedición de títulos profesionales quedaban en manos del de Marina. La última etapa histórica, corresponde ya al siglo pasado y el primer hito importante lo podemos situar en la reorganización de las Escuelas Náuticas, llevada a cabo, tras un fallido intento en 1913, por el R.D. de 28 de mayo de 1915 en el que se reconocían 12 Escuelas Oficiales de Náutica, entre ellas la de Bilbao. Además de los estudios de los Pilotos de la Marina Mercante, se regularon por primera vez las enseñanzas correspondientes a los Maquinistas Navales. En la época de la dictadura de Primo de Rivera y por Decreto de 6 de junio de 1924 se volvieron a reestructurar estos estudios, que de nuevo recuperarían la dependencia ministerial única, quedando reducido a cuatro el número de Escuelas Oficiales de Náutica (Cádiz, Barcelona, Santa Cruz de Tenerife y Bilbao), e impulsándose el traslado de los centros a edificios propios. Siendo su director Leopoldo Boado, la Escuela se trasladó a los locales que ocupaba el Colegio San Antonio, en la Rivera de Deusto, mediante contrato de arrendamiento suscrito en julio de 1925, adquiriéndose finalmente la finca en mayo de 1942. La duración de los estudios continuaba siendo de tres años para la sección de náutica y dos para la de máquinas. Una novedad importante fue el establecimiento de cursillos preparatorios para la obtención de los títulos profesionales. En 1955, se implantó el Plan de estudios aprobado por una Orden de 25 de mayo de 1953. R.D. El 23 de diciembre de 1961 se sancionó la Ley 144/61 en virtud de la cual los estudios de náutica conducentes a la obtención del primer título profesional pasaron a ser considerados Estudios Técnicos de Grado Medio. Como consecuencia, en los años siguientes se promulgaron diversas disposiciones para ordenar las enseñanzas náuticas de acuerdo con los principios establecidos, entre las que destaca el Decreto 3353/64 de 24 de julio que estableció un nuevo plan de estudios que se implantó en el curso 1966-67. Paralelamente a este desarrollo legislativo se acometieron obras de construcción de nuevos edificios. La Escuela de Náutica de Bilbao pasó entonces a su emplazamiento actual, en el término de Portugalete, frente al puerto pesquero de Santurtzi, en un edificio diseñado por los arquitectos José López Zanón y Luis Laorga Gutiérrez, que fue inaugurado el 14 de diciembre de 1968. Por Decreto 1772/1972 de 30 de junio se hizo obligatorio haber aprobado el C.O.U. para acceder a los estudios de náutica y, en 1975, por Decreto 1439/75 de 26 de junio, fueron equiparados con los estudios universitarios. Con esta disposición se volvió al control bicéfalo de estas enseñanzas ya que establecía que, en adelante, la aprobación de los nuevos planes de estudios correspondería al Ministerio de Educación y Ciencia. Así, en 1977, este Ministerio aprobó, por R.D. de 18 de octubre, el último Plan de estudios homogéneo para todas las Escuelas. Por primera vez las enseñanzas náuticas adoptaron la estructura universitaria y el período de estudios pasó a comprender cinco años. El cambio tan drástico que implicaba la nueva disposición llevó a que durante algún tiempo el nuevo plan coexistiera con el de 1964: el curso académico 1977-78, los alumnos de nuevo ingreso de la Escuela de Bilbao pudieron elegir el plan de estudios que seguirían. En 1980, por R.D. de 4 de diciembre, nuestro centro pasó a denominarse Escuela Superior de la Marina Civil de Bilbao. La esperada transferencia a la Comunidad Autónoma del País Vasco y, de ese modo, la soñada integración en la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea UPV/EHU, tuvo lugar el día 12 de julio de 1994 mediante los decretos 289, 292 y 300 / 1994 por los que se aprobaron, respectivamente: la integración de la Escuela Superior de la Marina Civil de Bilbao «Leopoldo Boado» en la UPV/EHU; el traspaso a la Comunidad Autónoma del País Vasco de las funciones y servicios en materia de Enseñanzas Superiores de Marina Civil así como la incorporación de créditos en el presupuesto de la Administración de la Comunidad Autónoma de Euskadi para 1994, en virtud de la asunción de nuevas competencias procedentes del estado en materia de enseñanzas superiores de marina civil. Desde el día 16 de febrero de 1999 y según se publica en el BOPV, la Escuela ha pasado a denominarse: Escuela Técnica Superior de Náutica y Máquinas Navales. Con esta transferencia se abre una nueva singladura en la dilatada historia de esta ETSNMN, que ha tenido un primer reto originado por los cambios que se han experimentado en el sector tanto a nivel internacional, como nacional y comunitario, y que han tenido su traducción en el establecimiento de un nuevo plan de estudios que se implantó en su primer año en el curso académico 1999-2000. El segundo reto consiste en la mejora de la calidad en la formación que la Escuela imparte a sus alumnos en las diferentes titulaciones que ofrece. Siguiendo esta línea, desde 1998 e impulsado por las direcciones del centro, la Escuela ha ido implicándose en procesos de calidad. Primeramente, tomó parte en el Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades, sometiéndose a una revisión y autoevaluación profunda, que dio como resultado un Informe de Autoevaluación de la situación real de la Escuela y que indicaba la necesidad, por imperativo legal, de implantar un sistema de gestión de la calidad. MANUAL DE LA CALIDAD NMMC 00.4 Revisión: 00 Fecha: 30.04.03 Hoja 3 de 3 Formato F 01.01/2 La Escuela está sujeta a los criterios de legalidad de carácter internacional emanados de las directivas comunitarias (92/51/CE, 95/43/CE, 2001/25/CE), y del Convenio Internacional sobre Normas de Formación, Titulación y Guardia para la gente del mar, 1978 en su forma enmendada (Convenio STCW, 78 en su forma enmendada), junto con los de carácter nacional que se expresan tanto en la Ley Orgánica de Universidades (LOU) 6/2001 de 21 de diciembre, como en el Real Decreto 2062/1999, de 30 de diciembre, por el que se regula el nivel mínimo de formación para el ejercicio de la actividad profesional marítima y que en su artículo 14 expresa textualmente: “1. Todas las actividades de formación, evaluación de la competencia, titulación, refrendo y revalidación estarán sujetas a un sistema de normas de aseguramiento de la calidad establecido por la administración competente, en cumplimiento de la regla I/8 del anexo del Convenio STCW.” Teniendo en cuenta esta redacción, la dirección de la Escuela entiende la Calidad como parte fundamental de su política y en este sentido, considera necesario analizar el marco general en que se desarrollan las titulaciones y muy especialmente, la contribución de los Departamentos al proceso de gestión del Sistema de la Calidad de la Escuela. La Escuela conceptúa a los Departamentos con docencia en las titulaciones que en ella se imparten, como proveedores de docencia necesarios a través de su profesorado con asignación docente en dichas titulaciones. Dicha consideración de proveedores de los Departamentos es compatible y respeta las funciones que los estatutos de la UPV/EHU y los diferentes reglamentos vigentes asignan a los mismos. Esta condición de proveedor necesario implica una estrecha colaboración entre la Escuela y los Departamentos. En este orden de cosas, la Escuela y los Departamentos afectados han manifestado su voluntad de regirse en sus actuaciones por un PROTOCOLO DE COLABORACIÓN, sin perjuicio de lo establecido en las diferentes normativas vigentes en la UPV/EHU, que tendrán el tratamiento de condición necesaria. La Escuela tienen en la actualidad un profesorado que consta de 41 miembros con variada titulación académica y profesional, adscritos a 11 Departamentos de la UPV/EHU y cuya docencia será impartida de acuerdo con las pautas establecidas y acordadas en este Protocolo de Colaboración. Estos Departamentos son: • Departamento de Ciencias y Técnicas de la Navegación, Máquinas y Construcciones Navales. • Departamento de Filología Inglesa, Alemana y de la Traducción. • Departamento de Física Aplicada I. • Departamento de Matemática Aplicada. • Departamento de Ciencias de los Materiales e Ingeniería Metalúrgica. • Departamento de Derecho Constitucional y Administrativo. • Departamento de Derecho de la Empresa. • Departamento de Ingeniería Eléctrica. • Departamento de Ingeniería Mecánica. • Departamento de Ingeniería Química y del Medio Ambiente. • Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública. Todos los Departamentos citados han firmado el Protocolo de Colaboración como muestra de su voluntad inequívoca de participación en el Sistema de Gestión de la Calidad de la ETSNMN basado en la Norma UNE-EN-ISO 9001:2000. No podemos olvidar que toda la actividad administrativa de la ETSNMN está en manos del Personal de Administración y Servicios, que en número de 14 personas y con alta responsabilidad en el desempeño de sus funciones, consigue mantener toda la estructura necesaria para poder realizar las actividades encomendadas a un centro universitario de estas características. Todos los esfuerzos realizados tienen un claro objetivo: conseguir que la ETSNMN de la UPV/EHU sea considerada en el sector marítimo nacional e internacional como un centro de referencia en el marco de la formación marítima, y que el alumnado que sale de nuestras aulas sea considerado idóneo para la práctica profesional a bordo de los buques mercantes. de la UPV/EHU sea considerada en el sector marítimo nacional e internacional como un centro de referencia en el marco de la formación marítima, y que el alumnado que sale de nuestras aulas sea considerado idóneo para la práctica profesional a bordo de los buques mercantes.