logo1logo02logo03

DATOS HISTORICOS: REMASA Y EL SALVAMENTO MARTIMO

Los datos publicados en la web oficial de SALVAMENTO MARÍTIMO desmontan en buena medida los libelos publicados por el entonces ministerio responsable del salvamento.   Es de señalar que fue el COMME, a finales de los 70 y principios de los ochenta, cuando reclama públicamente e incluye en las resoluciones de sus congresos la necesidad de incorporar remolcadores de altura a las tareas de salvamento marítimo y que se modifique el contrato que la DGMM mantenía con Remolcanosa. Fruto de esas actuaciones se inicia la construcción del remolcador “Alonso de Chaves” y se incluyen partidas específicas dedicadas a salvamento marítimo en los presupuestos generales del Estado.   Con la llegada de Jose Antonio Madiedo a la DGMM, en 1986, se reorganiza el SALVAMENTO MARíTIMO, se crea el Centro Coordinador de Salvamento Marítimo en la propia sede de la Dirección General de la Marina Mercante, en la calle Ruíz de Alarcón, en Madrid  y se redacta el proyecto del PLAN NACIONAL DE SALVAMENTO MARíTIMO, en el que colaboran entre otros los capitanes Esteban Pacha y Antonio Padrón (Actualmente Capitán Marítimo de Tenerife) .   En esa etapa se seleccionan y se incorporan, por primera vez, a la DGMM marinos civiles, como personal contratado,- para realizar funciones propias de la administración marítima.   Es en esa etapa cuando el capitán Francisco Suárez-Llanos, actual Sudirector de Seguridad Marítima, diseña el que terminaría siendo el logo de SASEMAR.   AEMC agradece los datos publicados en la web oficial de SALVAMENTO MARÍTMO, porque de ese modo se hace justicia y se pone término a una etapa de falsedades sobre el salvamento marítimo en España.                             ————————–   REMOLQUES MARÍTIMOS, S.A., fue constituida en el mes de Enero de 1966 con la denominación de REMOLCADORES DE PASAJES, S.A., por iniciativa de D. José Egoscozabal Salazar, con una composición accionarial compuesta por Compañía Arrendataria del Monopolio de Petróleos (Campsa), Potasas de Navarra, S.A. y participación de capital privado.   Su objeto social era, entre otros, la prestación de servicios de remolque, para tráfico interior en el puerto de Pasajes.   La flota inicial estaba compuesta por los remolcadores “ARANDO CHICO” y “ARANDO GRANDE”, incorporando el “PUNTA CRUCES” en el año 1970.   En el año 1972, se cambia de denominación social por el de REMOLQUES MARÍTIMOS, S.A., en razón de la posibilidad de ampliación de la flota con destino a otros puertos.   En 1974, se amplía la flota en tres nuevas unidades, los remolcadores “PUNTA TORRE”, “PUNTA ROCA” y “PUNTA TAMBO”, situándolos en el puerto de El Ferrol, fletando los dos últimos, a la Empresa Nacional Bazán.   En 1975, POTASAS DE NAVARRA, S.A., vende su participación a CAMPSA, quedando, por tanto, esta última con una participación mayoritaria que posteriormente es transferida al Patrimonio del Estado.     En junio de 1976, entran en servicio los remolcadores “PUNTA ZURRIOLA” y “PUNTA ONDARTXO”, situado el primero en el puerto de Bilbao y el segundo en Pasajes, junto con el “PUNTA CRUCES”. El “ARANDO CHICO” se trasladó al puerto de Motril (Granada).   En el año 1980, con la terminación del fletamento de los remolcadores “PUNTA ROCA” y “PUNTA TAMBO” a la Empresa Nacional Bazán, y la disminución de tráfico portuario en los puertos españoles, la Sociedad se ve obligada a desarrollar la captación de nuevos mercados, consiguiendo fletar a la Cía. Nacional Argelina de Navegación tres remolcadores, para prestar servicio en puertos Argelinos, con una duración de dos años y medio.   La nueva orientación empresarial de la Sociedad, aconsejó trasladar el domicilio social a Madrid, donde se encuentra desde el mes de Febrero de 1981.   En el año 1981, siguiendo su plan de expansión, se consolida la compra de dos buques de apoyo y abastecimiento a plataformas (supply), “PUNTA SERVICE” y “PUNTA SALINAS”, iniciando su actividad internacional en el campo del mercado “offshore” , prestando servicios en los puertos de Lobito (Angola) y en San Carlos de la Rápita (Tarragona).   En el año 1982, se incorporaron los buques “PUNTA AMER” y “PUNTA TARIFA”, ambos dedicados a remolques de altura.   En el área de puertos, para cubrir una mayor parte del litoral, se situó un remolcador en el puerto de Melilla, y se adquirió una participación mayoritaria de Valenciana de Remolcadores, S.A., para operar en los puertos de Cádiz, Sevilla y Alicante. Con esta adquisición, REMOLQUES MARÍTIMOS, S.A., se consolida, en esa época, como la Empresa más importante del sector, operando con 24 remolcadores.   En el ejercicio 1984, entran en servicio dos nuevas unidades supply, “PUNTA BRAVA” y “PUNTA MAYOR”.   En 1986, la paulatina caída de los servicios portuarios hace aconsejable la venta de la participación en Valenciana de Remolcadores, S.A. y los demás remolcadores de puerto, dedicándose exclusivamente a la explotación de buques supply.   En este mismo año se inicia la actividad en el campo del salvamento marítimo.   Este cambio de actividad, obliga a reajustar la estructura empresarial para adecuarla, tanto en medios económicos, humanos y materiales, a su nueva dedicación, y equipar los buques para las necesidades de la Dirección General de Marina Mercante, que estudia la implantación de un plan de salvamento marítimo en las costas españolas.   En el mes de Septiembre de 1986 se formaliza, con la Dirección General de Marina Mercante, un contrato de alquiler de los buques “PUNTA SERVICE” y “PUNTA SALINAS”, para dedicarlos exclusivamente a buques de salvamento.(Fernando Salvador al frente de DGMM (aemc))    Posteriormente, con la aportación del buque “PUNTA BRAVA” a la Sociedad Fuera Costa Ibérica, S.A., y la venta de los remolcadores de altura “PUNTA AMER” y “PUNTA TARIFA”, REMOLQUES MARÍTIMOS, S.A. centra su actividad principal en el campo del salvamento marítimo.   A comienzos de 1987 Patrimonio del Estado cede sus acciones a Cía. Trasmediterranea, S.A. que adquiere también las acciones del capital privado quedando como único accionista de la Sociedad.       En Mayo de 1987, la Dirección General de la Marina Mercante, adjudica a REMOLQUES MARÍTIMOS, S.A., la explotación del remolcador “ALONSO DE CHAVES”, propiedad del Ministerio de Transportes Turismo y Comunicaciones, destinado a labores de salvamento marítimo y lucha contra la contaminación, bajo la modalidad de gestión de servicios públicos, contrato que se mantiene en vigor hasta que la SOCIEDAD DE SALVAMENTO Y SEGURIDAD MARÍTIMA se hace cargo del citado remolcador y contrata, a su vez, la gestión del mismo con REMOLQUES MARÍTIMOS, S.A.      Continuando con los planes de ampliación de los medios de salvamento, la Dirección General de Marina Mercante contrató a la Sociedad, en Agosto de 1988, el remolcador “PUNTA MAYOR”, quedando REMOLQUES MARÍTIMOS, S.A. dedicada exclusivamente al servicio de la Administración Española en la actividad de salvamento marítimo y lucha contra la contaminación en la mar.   El 17 de Septiembre de 1993, la SOCIEDAD DE SALVAMENTO Y SEGURIDAD MARÍTIMA adquiere el 100 % de la Sociedad, por compra de las acciones a Cía. Trasmediterranea, S.A., de acuerdo con lo previsto en el artículo 100 de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, convirtiéndose en Accionista Único de Remolques Maritimos, S.A..