logo1logo02logo03

¿QUIÉNES SON Y CÓMO ACTUAN LOS PIRATAS DEL SIGLO XXI?

  ALGUNAS CUESTIONES SOBRE PIRATERÍA INTERNACIONAL   Hoy, 20 de noviembre de 2008, son cientos de marinos civiles y más de una decena de barcos los que permanecen secuestrados por los piratas de las costas más hostigadas del planesta. Y es lógico que nos ocupemos de esos piratas de nuestro tiempo.                                                       Barco nodriza – remolcando dos supestas unidades de ataque   La piratería vende mediáticamente, y por ello es fácil caer en la tentación de señalar como responsables de los secuestros a viejos lobos de mar, evocando así la piratería de otros tiempos, aunque se  olvide quizás que la piratería siempre ha estado impulsada por intereses asentados en tierra firme. Los actuales piratas probablemente son “dignos personajes” que navegan sobre moqueta y lucen corbatra con brillante y pañuelito asomando en la pechera.         Tras la imagen  del pirata somalí de estos tiempos, que utiliza sofisticadas embarcaciones   de pesca,  es muy probable que se escondan los tiburones con sede en Sweete Business Street o algún estratega dispuesto a que sean los viejos capitanes civiles los que carguen con loa secuestros. Pero, a poco que nos aproximemos a las turbulentas aguas somalíes, surgen multitud de preguntas que abundan en nuestras sospechas.     A finales del pasado mes de Octubre, la BBC de Londres publicaba un artículo en el qe se decia lo siguiente:    Los piratas,  proceden de tres grupos distintos:   Ex-pescadores, que se considera son el cerebro de la operación, porque conocen la mar.

Ex-militares, que se consideran el músculo – Tras haber luchado por diversos señores de la guerra de clanes de Somalia

Los técnicos expertos (de la Armada?), que son el equipo insturmental y saben cómo operar  equipo de alta tecnología necesario para funcionar como un pirata – teléfonos por satélite, GPS y armamento militar.     A pesar de todo son muchas plas preguntas que están en el aire.   ¿Quiénes suministran a los piratas los lanzagranadas, los fusiles ametralladoras y otras armas sofisticadas?   ¿Quiénes diseñan las estrategias de ataque?   ¿Quiénes se encargan de saber la carga qué transporta el barco que se proponen apresar, la ruta prevista, la posición exacta en la que se encontrará y cuándo y cómo debe ser abordado?    ¿Quiénes protegen o están detrás de “los señores de la guerra”?   Es evidente que cualquier ciudadano con una cierta preparación, y no precisamente náutica, puede obtener la informacion sobre la ruta de un barco y su posición, a través de internert.   ¿Quiénes han financiado las operaciones de abordaje, con todos los gastos que llevan aparejados?   ¿Quiénes se encargan de transformar simples lanchas de pesca en sofisticadas embarcaciones de alta velocidad?    ¿En qué astilleros se llevan a cabo esas operaciones y quiénes las dirigen?   ¿Quienes a los piratas adiestran  en el manejo de armas sofisticadas, manejo de embarcaciones rápidas, comunicaciones, GPS, etc.?         ¿Quiénes suministran a los piratas los lanzagranadas, los fusiles ametralladoras y otras armas sofisticadas?   ¿Quiénes diseñan las estrategias de ataque?   ¿Quiénes se encargan de saber la carga qué transporta el barco que se proponen apresar, la ruta prevista, la posición exacta en la que se encontrará y cuándo y cómo debe ser abordado?    ¿Quiénes protegen o están detrás de “los señores de la guerra”?   Es evidente que cualquier ciudadano con una cierta preparación, y no precisamente náutica, puede obtener la informacion sobre la ruta de un barco y su posición, a través de internert.   ¿Quiénes han financiado las operaciones de abordaje, con todos los gastos que llevan aparejados?   ¿Quiénes se encargan de transformar simples lanchas de pesca en sofisticadas embarcaciones de alta velocidad?    ¿En qué astilleros se llevan a cabo esas operaciones y quiénes las dirigen?   ¿Quienes a los piratas adiestran  en el manejo de armas sofisticadas, manejo de embarcaciones rápidas, comunicaciones, GPS, etc.?                                                                                                                            Grupo de piratas modernos.               (Lo sentimos, pero acertamos a identificar entre ellos a los capitanes expetros en el mando de supertanques) (aemc)   ¿Qué perfil personal tiene el pirata de nuestro tiempo? ¿No se estarán ocultando una vez más los “capos” y se nos muestra exclusivamente a los “camellos”?   ¿Es el pirata de barca un analfabeto, un joven pobre, miseramente alimentado y al borde de la desesperación vital?   ¿Qué relación existe entre los piratas que operan en Nigeria, en el Estrecho de Malaca, en el Golfo de Aden, en el Sur de Somalia o los que actúan de Tanzania y en otras partes del mundo?   ¿Qué ingresos produce la piratería organizada a sus promotores?     ¿Quiénes financian los supuestos barcos nodrizas, si es que existen?   ¿Quienes planifican y dirigen las maniobras de ataque a los buques civiles?   ¿Quiénes deciden el lugar de fondeo de los barcos secuestrados?    ¿Quiénes fijan y negocian e instrumentan el pago de los rescates?    ¿Quiénes consienten que los barcos secuestrados fondeen en determinadas aguas mientras se negocia el rescate?   Quienes permanecen de brazos cruzados mientras los piratas entran y salen alegremente de los puertos de Somalia y de otros puertos?   ¿Cuántas décadas hace que los marinos civiles sufren la piratería ante la cuasi indiferencia de la comunidad marítima internacional?   ¿Qué influencia tienen los conflictos territoriales y fronterizos de la zona en todo este asunto?   ¿Quiénes han evaluado el mometo político para intensificar ataques?   ¿Quiénes se lucran realmente de los rescates obtenidos?   ¿Está la desvencijada Somalia en condiciones de desafiar a las Armadas más sofisticadas del mundo?   ¿Qué relación existe entre el petróleo y otras materia primas y los secuestros?   Lo que no ofrece duda es que quienes sufren directamente las consecuencias de los secuestros son los capitanes y los tripulantes de los barcos secuestrados.    ¿Qué se sabe de la fragata española y su petrolero – suministrador de compañía?   Se celebra como un gran triunfo que uan fragata de la India hundiese un supuesto barco pirata a más de mil millas del lugar en donde fue secuestrado el Sirius Star. Es como para sentirse seguros y satisfechos.   Al hilo de este desorden internacional, ya han surgido nuevos negocios: la cración de “comandos armados” que se embarcan a bordo de los barcos que hacen esas rutas para protegerlos.   Cuesta creerlo, pero dicen que es así: cuatro piratas de países hundidos en la miseria, se burlan de las mejoras Armadas de todos los tiempos.                                                                    Fragata india, Tawlar 4                YO ESTUVE CON LOS PIRATAS.- PUBLICADO POR EL TIEMPO ( COLOMBIA)  
El capitán filipino Federico Cañete tuvo hace poco que enfrentar una dificil misión: tomar el mando de un barco de bandera panameña -el “Stella Maris”- secuestrado por piratas somalíes en el Golfo de Adén el 20 de julio, y llevarlo a un punto donde los delincuentes intercambiaron a la tripulación por 2 millones y medio de dólares. Aunque el no vivió el abordaje, sí compartió varios días con la tripulación secuestrada y con los piratas. Días en los cuales recogió datos del impresionante asalto que sufrió la nave y de la actitud y comportamiento de los piratas, experiencia que narró al diario español La Voz de Avilés. Este es su testimonio:
“Aparecieron en dos lanchas rápidas, cuatro hombres en cada una, y dispararon varias ráfagas de balas del calibre 5.56 milímetros. “La orden fue navegar en zigzag para evitar el ataque, pero lo único que lograron fue perder velocidad y acelerar la llegada de los piratas al barco. “El abordaje se produjo con métodos un poco arcaicos para esta época: garfios y cuerdas. “Una vez a bordo, saquearon el barco y metieron a la tripulación (20 personas) en el puente de mando (….) Los obligaron a permanecer tirados en el suelo, con los ojos cerrados, encañonados. Eran violentos (…) No hubo heridos, pero la tripulación pasó mucho miedo”. Durante las negociaciones para el rescate, los corsarios pararon en muchos puertos, en los que “se reabastecían de provisiones y combustible y se daban relevos (…) Bajaban unos y subían otros. En total yo vi pasar a 38 piratas por el barco”. Los piratas cuentan con el apoyo de la población local y aunque al principio pedían 4,5 millones de dólares, terminaron transándose por 2,5″.