logo1logo02logo03

RECREO.- A VUELTAS CON EL REAL DECRETO

07/04/2010 – 13:29 l  Imprimir l  Enviar   El tan deseado y esperado nuevo Real Decreto que regula el abanderamiento y registro de las embarcaciones de recreo en la lista sexta y séptima parece no gustar a todo el mundo. Si hace unos días publicábamos la satisfacción de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN) por ver colmadas en el borrador casi en su totalidad sus reivindicaciones, otra asociación, la que aglutina a buena parte de los navegantes de recreo de nuestro país, considera que “deja sin solucionar la mayoría de los problemas que aquejan a los navegantes de recreo”.   A través de un comunicado,  ANAVRE (Asociación de Navegantes de Recreo) afirma haber recibido el pasado lunes, 6 de abril, remitido por Dirección General de Marina Mercante, el proyecto del Real Decreto, un documento que consta de 20 artículos, una serie de disposiciones con modificaciones a anteriores reglamentos y 9 anexos con formularios para los procedimientos de abanderamiento y registro.   Según la asociación, tras una primera lectura consideran que deja sin solucionar la mayoría de los problemas que aquejan a los navegantes de recreo y que figuran en el dossier entregado por ANAVRE a la Directora General de la Marina Mercante en diciembre de 2009. A pesar de ello, -continúa-, ”queremos expresar nuestra satisfacción por el contenido de la Disposición Final Segunda, dieciséis, que elimina el requisito de que los equipos portátiles de radiocomunicación para embarcaciones despachadas para Zona 5 sean de categoría SOLAS, reclamación que ANAVRE hizo llegar a la DGMM mediante escrito de fecha 22 de enero de 2009, y que había sido inicialmente rechazada.   Con respecto a este punto, ANAVRE hace hincapié en su comunicdo lo inquietante que resulta hablar de unos requisitos de estanqueidad que no se definen, introduciendo una indeseable ambigüedad en la norma, ambigüedad que se trasluce en otros puntos del texto.   A su entender, ANAVRE considera que es precisa una normativa específica para la Náutica de Recreo que resuelva no sólo los problemas que afectan al procedimiento de matriculación, sino que proceda a regular íntegramente esta actividad como un todo claramente diferenciado de la Marina Mercante, a cuya regulación se remiten en el proyecto de RD aspectos tan importantes como el régimen sancionador, telecomunicaciones, seguridad, etc… sin tener en cuenta las particularidades de esta actividad.   A menos que esté prevista la promulgación de anteriores normas específicas para la Náutica de Recreo, la Asociación considera que estamos ante una norma claramente insuficiente y confusa que no resuelve en absoluto las inquietudes de los Navegantes de Recreo en general, y de sus socios en particular.   ANAVRE también anuncia en su escrito que este será uno de los temas que tratarán con María Isabel Durántez Gil, nueva directora general de la Marina Mercante, en la reunión que mantendrá con ella el próximo 12 de abril. Se le entregará un detallado informe con las impresiones de la Asociación, así como opiniones y alegaciones en las que están trabajando ya los colaboradores habituales de los departamentos Náutico y Jurídico de ANAVRE.  

BORRADOR DEL NUEVO RD SOBRE ABANDERAMIENTO Y REGISTRO DE EMBARCACIONES DE RECREO

Miércoles, 07 de Abril de 2010 08:24 Última actualización el Miércoles, 07 de Abril de 2010 11:54 Escrito por Anavre ANAVRE recibió el pasado lunes 6 de abril, remitido por Dirección General de Marina Mercante, el proyecto del Real Decreto por el que se regula el abanderamiento y registro de las embarcaciones de recreo en la lista sexta y séptima. Es un documento que consta de 20 artículos, una serie de disposiciones con modificaciones a anteriores reglamentos y 9 anexos con formularios para los procedimientos de abanderamiento y registro. Tras una primera lectura, consideramos que deja sin solucionar la mayoría de los problemas que aquejan a los navegantes de recreo y que figuran en el dossier entregado por ANAVRE a la Directora General de la Marina Mercante en diciembre de 2009. A pesar de ello, queremos expresar nuestra satisfacción por el contenido de la Disposición Final Segunda, dieciséis, que elimina el requisito de que los equipos portátiles de radiocomunicación para embarcaciones despachadas para Zona 5 sean de categoría SOLAS, reclamación que ANAVRE hizo llegar a la DGMM mediante escrito de fecha 22 de enero de 2009 (http://www.anavre.org/index.php/menu-acciones/41-categoria-equipos-dgmss) y que había sido inicialmente rechazada. Con respecto a este punto, resulta inquietante el que se hable de unos requisitos de estanqueidad que no se definen, introduciendo una indeseable ambigüedad en la norma, ambigüedad que se trasluce en otros puntos del texto. A nuestro entender, es precisa una normativa específica para la Náutica de Recreo que resuelva no sólo los problemas que afectan al procedimiento de matriculación, sino que proceda a regular íntegramente esta actividad como un todo claramente diferenciado de la Marina Mercante, a cuya regulación se remiten en el proyecto de RD aspectos tan importantes como el régimen sancionador, telecomunicaciones, seguridad, etc… sin tener en cuenta las particularidades de nuestra actividad. A menos que esté prevista la promulgación de ulteriores normas específicas para la Náutica de Recreo, consideramos que estamos ante una norma claramente insuficiente y confusa que no resuelve en absoluto las inquietudes de los Navegantes de Recreo en general, y de nuestros socios en particular. Sin duda será uno de los temas que trataremos con Dña Mª Isabel Durántez en la reunión que mantendremos con ella el próximo día 12 de abril de 2010 . Conforme nos solicita la DGMM, elaboraremos y les haremos llegar un detallado informe con nuestra impresión, opiniones y alegaciones, en el que están trabajando ya los colaboradores habituales de los departamentos Náutico y Jurídico de ANAVRE. En nuestra anterior reunión, del pasado 22 de diciembre de 2009, ya presentamos algunas propuestas. Con esta consulta por parte de la DGMM, ANAVRE se consolida como el interlocutor de los navegantes ante la Administración.