logo1logo02logo03

UN FERRY DE ACCIONA , EL FORTUNY , CHOCA AL ATRACAR EN PALMA Y CAUSA RETRASOS DE MÁS DE DIEZ HORAS A 400 PASAJEROS

Dos viajeras resultaron heridas ayer por la mañana tras el violento impacto del ´Fortuny´ contra el muelle El buque de Acciona permaneció amarrado en el Puerto de Palma durante todo el día.  Foto: Guillem Bosch   LORENZO MARINA PALMA. El superferry de Acciona Fortuny, procedente de Barcelona, realizaba ayer la maniobra de atraque cuando sufrió un accidente. El casco del barco, con 700 pasajeros a bordo, golpeó contra el muelle. El incidente provocó retrasos de más de 10 horas a los pasajeros que pretendían tomar el barco hacia la Ciudad Condal. Debido al fuerte impacto, dos mujeres resultaron heridas de pronóstico reservado y fueron trasladadas a una clínica en Palma. La Policía portuaria colaboró en su evacuación. La colisión provocó daños importantes en la popa y los operarios trabajaron ayer en la reparación del ferry cubriendo la zona afectada con placas. En primera instancia, el trayecto interinsular entre Palma e Eivissa tuvo que ser suspendido. El superferry Fortuny de Acciona tenía previsto partir hacia las 9.30 horas del Muelle de Pelaires. Un total de 60 pasajeros quedaron entonces en tierra, sin poder hacer esta singladura. La siguiente ruta también resultó seriamente afectada. El buque tenía previsto zarpar a las 19.30 horas desde el puerto de Eivissa. En su lugar, permaneció amarrado en el puerto de Palma mientras se reparaban los desperfectos causados en el casco. Otras 90 personas quedaron en tierra. Según fuentes de la naviera, el accidente alteró la programación prevista. En lugar de las 19.30 horas de Eivissa, partieron a las 23.30 horas desde Palma hacia Eivissa. De acuerdo con las previsiones, sólo podría zarpar desde esta isla en torno a las tres de la madrugada. Allí cargaba a los pasajeros con destino a Barcelona. Un total de 400 pasajeros resultaron afectados. No obstante, Acciona resaltó que a todos los viajeros se les ofreció una alternativa: “Algunos pasajeros fueron recolocados en otras navieras. También se les ofreció el reembolso del importe del pasaje a los que así lo desearon”.