logo1logo02logo03

Urdaneta.”Aún queda mucho por conocer sobre Andrés de Urdaneta”

 

 

 

José Ramón de Miguel Bosch

Capitán de la Marina Mercante

Felipe M. RETAMAL

Itzulpena euskaraz

El año que viene se celebra el 500 aniversario del nacimiento en Ordizia de Andrés de Urdaneta, uno de esos grandes personajes desconocidos e injustamente olvidados por los historiadores. Y si poco conocido resulta este marinero vasco no lo es más su gesta: el tornaviaje, la larga y azarosa ruta marítima que une Filipinas con América; un viaje que hasta que el ordiziarra embarcó no había podido ser concluido con éxito. ¿Quién fue Urdaneta? Un marinero, un astrónomo, un aventurero… Intentamos descubrir a este ilustre ordiziarra junto a José Ramón de Miguel Bosch, Capitán de la Marina Mercante e investigador.

Urdaneta no nació en un barco pero casi; se dice que embarco por primera vez antes de ser mayor de edad, ¿es cierto?

Embarca por primera vez con 17 años pero, en aquella época esto es un hecho bastante normal.

¿Cuáles fueron sus funciones aquel entonces? Dada su juventud, comenzaría desde abajo…

Se ha dicho que embarcó como paje o grumete, pero a la vista de las funciones que realiza en el barco cabe concluir que su cargo es de cierta responsabilidad. El Marqués de Seoane en su libro sobre Marinos Guipuzcoanos le atribuye el cargo de contador que me parece más correcto.

 

Estos primeros viajes proporcionaron a Urdaneta conocimientos que más tarde resultarían cruciales.

Aprendió las lenguas del sudeste asiático pero sobre todo los sistemas generales de vientos y corrientes del Pacífico.

Se puede decir que Urdaneta no sólo se dedico a reflexionar en torno a la navegación sino que se interesó también por otras ciencias.

A mi modo de ver Urdaneta se interesa por todo lo que le pueda ser útil, demuestra que sabe también sobre alimentación o sobre medicina. Pero también sabe ciencias humanas como la diplomacia.

¿Cómo era el tiempo en el que vivió Urdaneta?

El tiempo de Urdaneta es a mi modo de ver el comienzo de la modernidad, está la contrarreforma, los grandes descubrimientos con el consiguiente intercambio de culturas y el inicio del comercio a gran escala. Yo creo que los vascos de la época se adaptaron perfectamente a estos cambios.

Es decir, la sociedad vasca no se quedo atrás en esta época de apertura.

Los vascos de aquella época hicieron de la necesidad virtud y supieron aprovechar los descubrimientos del momento para ser pioneros en el arte de navegar. Fueron la base humana de las flotas de Castilla, tanto en el aspecto humano como en el de la construcción naval.

 

Viajes a través de lugares como Filipinas, México, China, Japón, Portugal… No se puede decir que eligiera caminos fáciles.

En el siglo XVI todos aquellos lugares no les eran tan lejanos como nos puede parecer, aunque la palabra “globalización” es de nuestros días, se puede aplicar perfectamente a aquella época.

¿A qué le llamamos hoy “el tornaviaje”?

Se trata de la vuelta de Filipinas a México, un hito en la historia de la navegación. El primer intento es el de la nave Trinidad en la expedición de Magallanes, luego vendrían los de Saavedra y Arellano. Todos fracasaron porque o no iban por el sitio correcto o no lo hacían en la época adecuada.

Se trata de un viaje “por encargo”. ¿Cuáles eran los objetivos de esta travesía?

Una vez asentado Legazpi en Filipinas se trata de consolidar la presencia de Castilla allí con una línea de suministros de ida y vuelta.

Una travesía de estas características no sería en absoluto sencilla…

La mayor dificultad del viaje está en su longitud, podemos decir que se trata del mayor viaje hacia lo desconocido hasta entonces realizado. Aparte de los problemas técnicos están los de salud y avituallamientos, que Urdaneta también había previsto y resuelto.

 

“Los vascos de aquella época hicieron
de la necesidad virtud”

 

Se dice que Urdaneta no contemplaba una opción como lo es el fracaso ante este enorme reto. ¿Tal era el grado de conocimiento y preparación como para estar tan convencido?

Para hacer este viaje son necesarias dos cosas, primero hay que conocer el sistema de vientos y corrientes, esto Urdaneta lo aprendió durante su estancia en Molucas. Pero también hay que saber situarse en la mar y disponer de la cartografía adecuada, al reconstruir la vuelta con los datos de los diarios de los pilotos queda patente que sabe situarse y tiene la carta buena para hacerlo.

¿Es Andrés de Urdaneta el primer navegante en concluir de modo exitoso esta travesía? ¿Quién es Alonso de Arellano?

Nadie que merezca un reconocimiento porque aparte de ser un desertor, sus andanzas no están nada claras. De haber hecho lo que él dice en su diario, la velocidad de su barco hubiera sido desmesurada para la época. El viaje pertenece a Urdaneta.

Hablamos de una ruta que mantuvo vigencia durante más de 200 años y que, hoy en día y por motivos relacionados con el clima, vuelve a cobrar importancia. Sorprende.

Fueron casi 250 los años en que El Galeón estuvo activo, la línea regular marítima que más tiempo ha permanecido. Pero a mi modo de ver, aparte de la importancia económica que es evidente, hay que reseñar lo que supuso de intercambio cultural y sociológico entre las dos orillas del Pacífico.

 

“Las andanzas de Alonso de Arellano,
un desertor, no están nada claras”

Un aventurero, un visionario, un científico… ¿Qué se esconde tras este curioso personaje? ¿Una mezcla de todo quizás?

Urdaneta no es ni visionario, ni aventurero. Urdaneta es un hombre del Renacimiento, hijo de la alta burguesía guipuzcoana que como tantos otros se fue a buscar un porvenir en el mundo. Cuando se analizan los informes que hace para el Tornaviaje, es evidente que nada queda al azar, todo está previsto. Por ello sería más correcto decir que fue un científico o un marino mercante del siglo XVI.

¿Queda mucho por conocer todavía en torno a las aventuras del ordiziarra?

Yo creo que sí. Están por un lado los diversos archivos de México, también tenemos documentación inédita en la Torre del Tombo (los archivos de Portugal) y además del Archivo General de Indias o el Archivo Histórico Nacional, tenemos la correspondencia privada de Felipe II que está en el Escorial y que yo creo que tienen documentos todavía inéditos sobre Urdaneta.

La historia no ha sido en absoluto justa con Andrés de Urdaneta.

No, sin duda. Desde su muerte en México hasta 1894 en que la Diputación de Guipúzcoa, con el Diputado General Ramón Maria de Lilí al frente, celebró su 400 aniversario y se publicó el libro de Uncilla sobre él, nada se había dicho de Urdaneta. Sin embargo en 1608 Richard Hackluyt en su crónica de los descubrimientos ingleses, lo menciona como al más importante descubridor de todos los tiempos.